Crea contenido de valor en tu blog corporativo.

Nuestra vida está cada día más digitalizada y globalizada, por ello debemos contar con presencia online a través de medios que nos permitan potenciar nuestra marca, en este caso es importante hablar del blog corporativo, pues es una de las muchas maneras de hacer regular el contenido de interés y relacionarnos con los lectores.

Un blog corporativo es importante por:

  • La mayoría de los usuarios de internet son lectores de blogs.
  • Toda empresa que cuenta con un blog corporativo genera un porcentaje superior al 50% de visitas a su web, a diferencia de aquellas que no lo tienen.
  • Las apreciaciones positivas sobre una marca determinada son mucho mayores después de que los usuarios hayan recibido información especializada a través del blog.
  • Mejora el posicionamiento SEO de la marca en buscadores.

Un blog corporativo debe ser un recurso digital que añada valor a tu marca. Ejecútalo a través de una estrategia de contenidos planificado, teniendo siempre al usuario o cliente en mente, el objetivo es proporcionar contenidos que satisfagan sus expectativas o necesidades, solo así puedes fidelizar a tus seguidores o lectores, y lograr que tu marca ocupe un lugar en su mente.

El valor en el contenido.

Incrementar las visitas a la web, es parte de los objetivos principales de un blog corporativo, todo esto se logra creando contenido de interés, contenido que realmente nos permita ganar la confianza y la fidelidad de los lectores. Esto sucede cuando tus acciones y lo que compartes es coherente y transmite la misma imagen de tu marca.

Es importante entender que si el contenido es de calidad, se obtendrán backlinks por mérito propio. Esta acción impacta positivamente en buscadores como Google, que priorizan contenido nuevo, actualizado y de interés.

Cada vez es más importante que el contenido de un blog sea fundamentalmente distintivo, útil y compartible. Aunque es necesario diversificar, el eje temático de tu blog debe ser aquel que te permita posicionarte como “el mejor” en algo.

10 Pasos a seguir para crear contenido de interés.

Define cuál es tu campo de acción o nicho. ¿Cuán amplia y novedosa es la información y conocimientos con los que cuentas sobre esta área en especial?

Identifica tus objetivos o propósitos de tu marca. ¿De qué forma éstos pueden mejorar la calidad de vida de los usuarios?

Establece tu público objetivo basándote en aspectos diferenciales. ¿A quiénes vas a dirigir las publicaciones? ¿Cuáles son las características de los visitantes de tu blog?

Una vez recopilado estos datos, comienza a elaborar cuidadosamente el contenido de tu blog corporativo. Pero siempre acorde a los resultados del análisis que te acabas de plantear y sigue los siguientes pasos:

  1. Personaliza tus valores y trasmítelos positivamente. En cualquier tipo de comunicación, trasmitir las cualidades que te diferencian potencian una interacción constante, fiel y duradera con los demás. Expón tus valores de manera cálida, profesional y atractiva.
  2. Adapta el contenido a tu público. No te centres sólo en unos pocos, al contrario. Adapta los contenidos de tu blog a cada uno de tus públicos, diversificando las publicaciones a fin de lograr que sean interesantes para todos ellos.
  3. Implementa enlaces internos y externos de óptima calidad. Enriquece cada entrada con los enlaces de otros artículos de tu blog o páginas externas de alta calidad. Esta es una táctica elemental no solo para posicionar en los buscadores, sino también para optimizar la excelencia de tu contenido.
  4. Evita que tu blog se convierta en escaparate de promociones. Aunque aún se practica en algunas empresa, un blog es más que un escaparate de promociones. Es un lugar para compartir todas las novedades, información relevante sobre tus servicios o contenidos adicionales a los que el usuario pueda acceder siempre que les sean necesarios. Recuerda que debes promocionarte como experto.
  5. Utiliza contenido en diversos formatos. Añade archivos descargables, contenido interactivo o multimedia a las entradas. Propicia que la experiencia de lectura sea, además de enriquecedora, entretenida. Aprovecha también, las facilidades que te brinda un blog para compartir ese material en las redes sociales.
  6. Sé constante y entusiasta. Publica regularmente, y luego dejar de hacerlo es uno de los peores errores que puedes cometer (y uno de los más frecuentes). Créate un cronograma y se completamente fiel a él.
  7. Interactúa con fluidez. Una de las principales ventajas del blog es que puede ser versátil, interactuar con el lector, animar a los usuarios a participar en tus entradas con comentarios.
  8. Cuida el posicionamiento. Más allá de los plugins destinados al posicionamiento SEO, puedes seguir algunas reglas básicas como destacar en negritas las palabras clave, URL simples y fáciles de recordar, enlazar tu entrada en foros o blogs relevantes de tu nicho, entre otras cosas.
  9. Utiliza infografías. Este es un material gráfico muy atractivo visualmente con la capacidad de sintetizar conceptos e ideas de forma sencilla y vistosa.
  10. Sostén un estilo cálido en todo momento. El usuario de un blog corporativo no quiere que les vendan nada, lo que esperan, es que les reveles tips para usar productos o servicios. Testimonios, casos de éxito, anécdotas, información útil y adicional que nadie más les puede proporcionar.

 Esperamos que esta mini guía te haya servido para iniciar tu blog corporativo. Si ya dominas el tema, cuéntanos ¿Cuáles son tus reglas de oro que por nada te saltas al escribir?

Déjanos tus comentarios
Contenido que te pudiera interesar
Servicios

Buyer personal
Plan de medios digitales
Funnel de Marketing
KPIs
Consultoría

Gestión de contenidos

Social Ads

Anuncios en buscadores (Search)

Anuncios en sitios Web (Display)

Anuncios en Gmail

Anuncios en Youtube

Y más.

Desarrollo Web

Estrategia SEO

SEO On Page

SEO Off Page

Videos corporativos

Animación 3D

Animación 2D

Contacto